Unas pocas risas a propósito del Día de Los Inocentes no vienen nunca mal ¿verdad?