MIGRAÑA CON AURA:

Implicaciones aeromédicas*

 

 

Craig Packard,MD,MPH

 HISTORIA.

 Piloto de transporte 34 años de edad,  con 7.300 horas de vuelo es visto  con el siguiente cuadro .

«Se queja de de un episodio de disturbios visuales y hemiparesia mientras estaba volando el día anterior.Durante la preparación para el aterrizaje, el panel de instrumentos se le mostró como retorcido con líneas conectadas entre sí y de carácter pulsante que iba creciendo desde la visión periférica hasta el centro de la visión. Esto duró unos 20 minutos y luego desapareció, dejándolo un poco mareado.
Después del aterrizaje, notó un episodio de adormecimiento de brazo izquierdo, que luego se extendió a la parte superior e inferior de los labios y la garganta.
No tuvo disartria. Al mismo tiempo, notó que su audición se vio afectada .Todo le sonaba como si estuviera en un túnel con ecos.»

Todos estos síntomas duraron unos 10-15 minutos. Luego se sintió  relativamente normal durante unas dos horas hasta que le sobrevino un intenso dolor de cabeza en la región frontal, los ojos, y la parte de atrás de su cabeza.

 Se tomó un Ibuprofeno y se fue a la cama. Al despertar, todos los síntomas habían desaparecido, pero por precaución se acercó a urgencias para ser examinado.  El examen neurológico, los estudios de laboratorio y un TAC de cabeza fueron normales, siendo enviado a casa con un diagnóstico probable de  migraña y advirtiéndole que no volara hasta que fuera evaluado por un neurólogo.
Visto por el neurólogo, su historia familiar incluía una hermana con migrañas, pero el aviador no tiene historia personal de dolores de cabeza severos o algún tipo de déficit neurológicos transitorios .
No fuma ni bebe, no estaba tomando medicamentos, y no hubo ninguna exposición ambiental sospechosa ni toma de los alimentos antes del evento.

El neurólogo está de acuerdo con el diagnóstico de probable variante de la migraña, pero, habida cuenta de la primera aparición de estos síntomas (que normalmente se presentan primero a una edad más temprana) y el hecho de que el dolor de cabeza se retrasó en particular después de la ocurrencia del aura, le hizo pedir  una resonancia magnética (RNM) con contraste para descartar una malformación Arteriovenosa, la cual también fue normal .

 

 

 IMPLICACIONES AEROMEDICAS


La evidente implicación aeromédica tiene que ver con el consiguiente riesgo de incapacitación súbita  del aviador, debido a intenso dolor de cabeza asociado con náuseas y, posiblemente, vómitos.
Incluso con menor dolor, podría a través de la distracción, reducir la seguridad de la operación de vuelo.. Además, los déficits neurológicos asociados con algunas auras, especialmente las aberraciones visuales, podrían afectar a un vuelo seguro.Un tercer factor sería la preocupación por los efectos secundarios de muchos de los tratamientos farmacológicos , que los hacen incompatibles con la seguridad de vuelo .Estos incluyen los triptanes, ergotamina , antidepresivos tricíclicos, los ISRS y anticonvulsivantes.

El tratamiento preventivo con bloqueantes de los canales de calcio o beta-bloqueantes pueden ser compatibles con un vuelo seguro  después de un período de observación  para asegurar la eficacia y la falta de efectos secundarios. Muchos factores contribuyen a decidir o no la certificación médica de un  un aviador con migrañas.

 Uno de los factores sería si el aviador experimenta un pródromo que le  proporcionaría suficiente advertencia para  no volar o para aterrizar antes del ataque.La exposición a factores precipitantes fácilmente evitables o el aura que no afectara a la seguridad, también argumentan en favor de la certificación médica.

Obviamente, la frecuencia de los ataques, su gravedad, la rapidez de aparición, y la facilidad de tratamiento, junto con la eficacia y la falta de efectos secundarios de los medicamentos, se tienen que tener en cuenta a la hora de tomar una decisión.

 Aviadores con dolores de cabeza bien controlados, con el tratamiento adecuado y sin efectos secundarios, pueden obtener y revalidar perfectamente su certificado médico.

 
*Traducido y adaptado con permiso de la FAA, por José María Pérez Sastre del artículo “Migraine with Aura” publicado por  “Federal Air Surgeon’s Medical Bulletin” Vol 46, 2008-nº3

 

References

1. Raskin, NH. Paroxysmal disorders: migraine and other headaches. In: Rowland, LP, ed. Merritts Textbook of Neurology, 9th ed. Baltimore: Williams and Wilkins, 1995:837.
 2. Hastings, John D, Aerospace Neurology. In: DeHart, Roy L, Davis, Jeffrey R, editors: Fundamentals of aerospace medicine, 3rd ed. Philadelphia: Lippincott, Williams & Williams, 2002. 389-90.
3. Welch, KM. Drug therapy of migraine. N Engl J. Med., 1993; 329:1476.
 4. Bolay, H, Reuter, V, Dunn, AK, et al. Intrinsic brain activity triggers trigeminal meningeal afferents in a migraine model. Nat. Med, 2002; 8:136.
 5. Mantignoni, E, Solomon, S. The complex chronic headache, mixed headache and drug overdose. In: Olesen, J, Tfelt-Hansen, P, Welch, KM, eds. The headaches. Raven, New York, 1993; 849.
 6. Mathew, NT, Stubits, E, Nigam, MP.Transformation of episodic migraine into daily headache: Analysis of the Factors. Headache. 1982; 22:66.
 7. Classification and diagnostic criteria for headache disorders, cranial neuralgias and facial pain. Cephalgia. 1988; 8 Suppl. 7:1.
 8. Silberstein, SD, for the U.S. Headache Consortium. Practice parameter: Evidence-based guidelines for migraine headaches (an evidence-based review). Neurol. 2000; 55:754.