El suicidio constituye un importante problema de salud pública y tiene un impacto elevado en poblaciones jóvenes tanto en España como  a nivel mundial.Existe una mayor mortalidad por suicidio en el caso de los hombres con respecto a las mujeres. En ambos sexos y para casi todos los grupos de edad las tasas de suicidio son mayores en los viudos, divorciados y solteros que para aquellos casados lo que es consistente con estudios previos, aunque existen grandes diferencias según las edad y el sexo. La media anual de defunciones por suicidio consumado  en España para el periodo 2011-2015 ha sido de 3.571 personas (2700 hombres y 871 mujeres). Aunque a efectos comparativos,  España presenta unas bajas tasas de mortalidad con respecto a los datos internacionales, su reducción es un objetivo prioritario para el Sistema de Salud…

Las causas del suicidio son complejas y multifactoriales, y no existen explicaciones sencillas. Los factores de riesgo se clasifican en: individuales, en los que el componente genético juega un papel importante, socioculturales y situacionales . Más en detalle, entre los principales factores que se han identificado como predisponentes se encuentran el abuso de alcohol y drogas , los antecedentes de abuso en la infancia (físico o sexual), el aislamiento social, los problemas psiquiátricos ), las enfermedades somáticas (sobretodo dolorosas o incapacitantes) , la disposición de medios de suicidio accesibles,la sensación de desesperanza, la existencia de un intento de suicidio previo, la historia familiar de suicidio, factores genéticos y biológicos principalmente los relacionados con niveles bajos de serotonina  y encontrarse institucionalizado.
Muy interesante y recomendable  leer todo el capítulo, publicado por el Instituto de Salud Carlos III  a través de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica
Mortalidad por SUICIDIO _Salud Mental y Salud Pública en España_ Vigilancia epidemiológica 2018
Alicia Padrón-Monedero, Rafael Fernández-Cuenca
Centro Nacional Epidemiología