Actualmente el uso del láser excimer para modificar la curvatura de la cornea y corregir los defectos de refracción es ya un procedimiento establecido. Existen dos técnicas quirúrgicas donde se aplica el láser excimer:  bien por Queratectomía fotorrefractiva (PRK) o por ablación intraestromal después de practicar una queratectomía lamelar que se denomina Queratomiulesis in situ asistida por láser excimer (Lasik). Ambos procedimientos inducen cambios en la curvatura corneal que permiten la modificación calculada de la refracción ocular.

** ¿Quieres saber si se permite el LASIK en medicina aeronáutica? . ¿Quieres ver un vídeo de la operación?

La vista es el sentido más importante para el vuelo, tanto en condiciones VFR como IFR, ya que informa al piloto de su posición en el espacio. La reglamentación aeronáutica exige una capacidad visual determinada y objetiva. Hasta hace poco, en la aviación comercial  no estaba permitida ninguna cirugía refractiva. Con la nueva normativa vigente se puede considerar apto el titular de la licencia clase 1 si su refracción previa no excede +5.00/-6.00 y para la licencia clase 2 si la refracción prequirúrgica no excede +5.00/-8.00; siempre que se haya conseguido una estabilidad visual satisfactoria y una buena agudeza visual de sensibilidad al contraste, lo cual hace que  cada vez más este tipo de cirugía se vea en las consultas de medicina aeronáutica. Un piloto o un aspirante a piloto debe buscar  consejo de un oftalmólogo aeronáutico antes de someterse a estas técnicas.