Sabido es que las constantes fluctuaciones de la presión ambiental, las vibraciones y el ruido continuo son factores de riesgo inherentes a la aviación. La incidencia de bajas laborales por este motivo es mucho más elevada en los pilotos de flotas de corto recorrido que en los de largo recorrido y están claramente asociadas con síndromes catarrales y alérgicos. En el siguiente artículo publicado anteriormente en la revista Mach 82 (medio de expresión del Sindicato español de pilotos de líneas aéreas –SEPLA) se comentan de forma comprensible a todos los lectores interesados,  los mecanismos de producción, los tipos, el diagnóstico y las recomendaciones terapeúticas.

 

**   Ototubaritis en Vuelo

        Félix Rodriguez Paz / JMª Pérez Sastre  – Servicio Médico IBERIA-